Tu mente…DE QUE LADO ESTÁ ?

67565063_457275554856771_3683304308838760448_n

Hay personas a las cuales les cuesta “situarse” en el lado más o menos positivo y andan de un lado al otro todavía.

Cuando concientizas que la palabra BIENESTAR está del lado de la MENTE ABIERTA, no querrás salirte más de allí !!!

Abrazo de Luz !!! Thom

 

¿Cómo ayudar realmente?

67094328_2370191009731319_7914507837462544384_n

SAL DEL CAMINO

Nunca intentes ayudar a alguien a menos que éste esté listo y tenga la voluntad de ser ayudado.
Esto es algo que todos aprendemos finalmente, de la manera difícil.

Hasta que la ayuda sea pedida, hasta que exista la disposición para escuchar, para preguntar y desafiar los viejos patrones, tu intento de ayudar será sentido como manipulación, control y resistencia; como tu problema, tu necesidad, tu lucha, no la de ellos.
Las defensas se van a hacer más fuerte, las posiciones se endurecerán, y acabarás sintiendo frustración, o sintiéndote superior, débil, o roto. Y los roles espejados de “víctima” y “salvador” te harán sentir más desconectado que nunca del otro.

¿Cómo ayudar realmente?

Encuéntralos donde están ahora mismo,

Suelta TU sueño de sanarlos o recuperarlos, o iluminarlos.

Desacelera, valida su experiencia presente.

No intentes imponer tus motivaciones o asumir qué es “lo mejor” para ellos.

Tal vez tú no sepas lo que es ‘mejor’.

Tal vez ellos son más fuertes, más inteligentes, cuentan con más recursos, y están llenos de potencial del que alguna vez pensaste posible.

Tal vez lo que es ‘mejor’ para ellos hoy, ¡es no querer o necesitar tu ayuda!.

Tal vez realmente necesitan sufrir, batallar, o buscar más.

Tal vez se están alineando y sanando en su propia y única manera.

Tal vez lo que requiere este momento es de confianza, y escucha profunda, y un profundo respeto por el sitio en que están en su viaje.

Tal vez, de todos modos, solo estás tratando de ayudarte a ti mismo.

Esto nos enseña a ser modestos.

Quizás el cambio real no surge de intentar imponer un cambio a otros, sino de alinearse con el sitio en que ellos se encuentran ahora, desbloquear toda la inteligencia creativa del momento, honrar su camino único, inclinarse al misterioso proceso de la sanación.

Cuando intentas cambiar a alguien, les estás comunicando que ellos no están bien tal como son, que te desagrada su experiencia presente y quieres que sea diferente.
Hasta quizás estés comunicando que no los amas, no confías en ellos, o no los respetas.

Cuando dejas de intentar cambiarlos, y los encuentras tal como están ahora (incluso si esto te trae frustración, miedo y culpa), y te alineas con la vida tal como ésta se presenta (incluso si esto significa encontrarte con tu propia resistencia a la vida), grandes cambios inesperados pueden ocurrir, porque ahora eres un verdadero amigo y aliado del universo.

Deja de intentar cambiar a otros, y ellos cambiarán (o no), en su única y dulce manera, en su único y dulce tiempo, sostenidos en tu amor, ayudados por tu confianza.

La mente no está a cargo del cambio , tal vez cuanto más ayudas es cuando te sales del camino de querer ayudar.

– Jeff Foster

Compartido en Fb por – Carmen Patricia Parigiani

Se paciente contigo mismo…

67471469_2823892590960243_1511832254878318592_n

NO TE CRITIQUES.
Cuando te criticas, tus cambios son negativos. Cuando te aceptas, tus cambios son positivos. Las críticas nunca cambian nada. Acéptate exactamente como eres ahora. 

NO TE DES MIEDO A TI MISMO. Deja de asustarte con tus propios pensamientos. Esa es una manera terrible de vivir. Busca una imagen mental que te guste y sustituye tu pensamiento aterrador por una imagen de placer.

SÉ AMABLE Y PACIENTE CONTIGO MISMO. Sé delicado y amable contigo mismo. Ten paciencia mientras aprendes nuevas formas de pensar y cambias viejos hábitos de conducta. Trátate como si fueras alguien a quien realmente quieres critica

 SÉ AMABLE CON TU MENTE. El odio hacia uno mismo es sólo odio a los propios pensamientos. No te odies ni te hagas daño por tener esos pensamientos, ámate a ti mismo cambiándolos suavemente.

 ELÓGIATE. La crítica destruye el espíritu y la energía interna. El elogio y la valoración lo construyen. Elógiate todo lo que puedas. Reconoce lo que estás haciendo bien en cada pequeña cosa.

 DATE APOYO. Encuentra formas de apoyarte a ti mismo. Busca amigos y permite que te ayuden. Ser fuerte es saber pedir ayuda cuando se necesita. Aprende a pedir para que los demás puedan aprender.

 AMA TU NEGATIVIDAD. Reconoce que la has creado para cubrir una necesidad. Ahora estás encontrando nuevas y positivas manera de cubrir estas necesidades. Por lo tanto, puedes dejar marchar, con amor, tus viejos patrones negativos.

 CUIDA TU CUERPO. Aprende sobre nutrición. Qué clase de alimentos necesita tu cuerpo para tener el máximo de energía y vitalidad? Aprende sobre ejercicio. Qué clase de ejercicio puedes disfrutar? Ofrécete tiempo para descansar, aprende a relajarte física y mentalmente. Ama el templo en el que vives.

 UTILIZA EL ESPEJO. Mira a menudo al interior de tus ojos. Expresa tu creciente sentimiento de amor hacía ti mismo mirándote en el espejo. Habla a tus padres mirándote en el espejo. Perdónales también. Al menos una vez al día dí: “Te quiero, te quiero tal como eres”.

 ÁMATE, HAZLO AHORA. No esperes a que las cosas te vayan mejor, te encuentres bien, tengas pareja, trabajo o hayas adelgazado. Empieza ahora y hazlo lo mejor q puedas.

Pondrás muchas trabas…

Pondrás muchas trabas en tu evolución espiritual cuando te rehúsas a aprender.

No te hablo de conocimiento trascendental, de tus creencias en general, sino de aquellas lecciones que llegan a tu vida como forma de aprendizaje evolutivo.

Ten presente que lo que te sucede como traumático y doloroso, no es más que una respuesta del Universo a lo que tú mismo has generado.

Mientras sigas dormido, te bloquearás a entender cada situación desagradable y no tendrás más alternativa que sumergirte en el dolor.

Pero si has despertado en consciencia, es cuando más deberás buscar respuestas. Aceptar y salir fortalecido de la experiencia.

Ten presente que en tu camino siempre tu espíritu necesitará aprender.

El tema es la forma en que llega tu lección y eso depende de ti.

No necesitas del dolor para seguir evolucionando, pero será inevitable que así sea si en cada situación que se te presente te niegas a escuchar el mensaje que hay detrás.

Mientras te coloques vendas en tus ojos, el Cosmos te indicará que te las quites, y las formas para hacerlo no resultarán de lo más agradables para ti.

Extracto del libro “Ignacio Rivas y sus Mensajes de Dios”

 

A %d blogueros les gusta esto: