La existencia es energía

46156386_10213147311625828_2053300482692087808_n

La existencia es energía. (Osho – El libro de la sabiduría)

“Tu cuerpo es energía, tu mente es energía, tu alma es energía. ¿Entonces cual es la diferencia entre estos tres? La diferencia sólo es un ritmo diferente, diferentes longitudes de onda para todos. El cuerpo es denso–energía que funciona de forma densa, de una manera visible.

La mente es un poco más sutil, pero todavía no demasiado sutil, porque puedes cerrar tus ojos y puedes ver los pensamientos que se mueven; ellos pueden verse. Ellos no son tan visibles como tu cuerpo; tu cuerpo es visible a todos los demás, es públicamente visible. Tus pensamientos son visibles en privado. Nadie más puede ver tus pensamientos; sólo tú puedes verlos–o las personas que han trabajado muy profundamente en ver pensamientos. Pero ordinariamente ellos no son visibles a otros.Y la tercera, la última capa dentro de ti, es la de la conciencia. Ni siquiera es visible para ti. No puede reducirse en un objeto, permanece en el sujeto.

Si todas estas tres energías funcionan en armonía, estás sano y completo. Si todas estas tres energía no funcionan en armonía harán que estés mal, enfermo; dejas de ser un todo. Y ser completo es ser santo.

El esfuerzo que nosotros estamos haciendo aquí es para ayudarte a que tu cuerpo, tu mente, tu consciencia, puedan bailar juntos a un ritmo, en una unión, en una armonía profunda–no en conflicto, en absoluto; en cooperación. El momento en que tu cuerpo, mente y consciencia funcionan juntos, te has vuelto la trinidad, y en esa experiencia está Dios.

La conciencia es pura energía total. Pero sólo puedes conocer esta conciencia si haces un cosmos de los tres, y no un caos. Las personas están viviendo en caos: sus cuerpos dicen una cosa, sus cuerpos quieren ir una dirección; sus mentes han olvidado completamente el cuerpo–porque durante siglos te han enseñado que no eres el cuerpo, durante siglos te han dicho que el cuerpo es tu enemigo, que tienes que luchar con él, que tienes que destruirlo, que el cuerpo es pecado.

Debido a todas estas ideas – son tontas y estúpidas, dañinas y venenosas , pero se han estado enseñado durante tan largo tiempo, que se han vuelto parte de tu mente colectiva; ellas están allí– no experimentas tu cuerpo en un baile rítmico contigo mismo. De ahí mi insistencia en bailar y en la música, porque sólo en el baile sentirás que tu cuerpo, tu mente y tú estáis funcionando juntos. Y la alegría es infinita cuando estas tres energías funcionan juntas; la riqueza es grande.

(…)Cuando estás tremendamente contento contigo mismo, cuando eres feliz, cuando eres dichoso, cuando eres agradecido, y todas tus energías están bailando al unísono, cuando eres una orquesta con todas tus energías, Dios es.

Ese sentimiento de unidad total es lo que Dios es. Dios no es un personaje que reside en cierto lugar, Dios es la experiencia de la tres reunidas en una unidad tal, que la cuarta surge. Y la cuarta es mayor que el total de la suma de las partes. Si diseccionas una pintura, encontrarás la tela y los colores, pero la pintura no es simplemente el total de la suma del lienzo y los colores; es algo más. Este “algo más” se expresa a través de la pintura, colores, el lienzo, el artista, sino que este “algo más” es la belleza. Disecciona una rosa, y encontrarás todos los químicos, todas las cosas de las que está constituida, pero la belleza desaparecerá. No era simplemente la suma de las partes, era algo más.

El todo es más del total de la suma de las partes; se expresa a través de las partes, pero es más. Pero entender que es algo más, es entender a Dios. Dios es “eso” de más, es ese exceso. No es un tema de teología, no puede ser decidido mediante argumentation lógicá.

Has de sentir la belleza, tienes que sentir la música, tienes que sentir el baile. Y finalmente tienes que sentir el baile en tu cuerpo, mente y alma. Has de aprender a jugar con estas tres energías para que todos ellas sean convertidos en una orquesta. Entonces Dios es–no es que ve a Dios, no hay nada que ver; Dios es el veedor supremo, está observando. Aprende a fundir tu cuerpo, mente y alma; descubrirás como puedes funcionar como una unidad.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s