LA MAGIA DE LA TERNURA

Siempre he opinado que “cariño” no es lo mismo que Ternura…

y rescato donde dice: -“Es una emoción sutil, una mirada de asombro, un movimiento cálido unido para siempre al conjunto de los sentidos” –

Abrazo de Luz !!! Thom

>>>>>>>>>>>>>>>>><<<<<<<<<<<<<<<<

38248820_10212486475385335_7682442886079578112_n

 LA MAGIA DE LA TERNURA 

La ternura encierra tanta magia cuando se le da la oportunidad de manifestarse, que nos permite determinar lo maravilloso que es cuando se comparte, desafortunadamente no le damos la importancia que ella demanda, nos gusta que nos la manifiesten, pero nos cuesta mucho el compartirla.

Cada uno de acuerdo a un nivel espiritual y personal alcanzado y la cultivación que se ha hecho de ella saben lo que representa, especialmente cuando se comparte con los seres queridos.

Al respecto de ella, es como un movimiento que nos arrastra hacia un camino repleto de sensaciones y de sentimientos en los que se entremezclan la benevolencia, la aceptación, la calidez y el abandono, pero también la confianza, el estímulo, el asombro y los nuevos descubrimientos. Para seguir este camino, lo único que hay que hacer es abandonar nuestros miedos, dejar atrás los prejuicios y enfrentarnos a todo cuanto pueda depararnos. La ternura es el nacimiento hacia uno mismo, un nacimiento que nos permite penetrar en el maravilloso vientre de la existencia humana.

La ternura no es solamente algo físico. Es una emoción sutil, una mirada de asombro, un movimiento cálido unido para siempre al conjunto de los sentidos. La ternura posee un brillo propio.

Para nacer, la ternura necesita del silencio. El silencio que se crea cuando escuchamos lo que dice la otra persona o intentamos participar de sus vivencias y sentimientos. La ternura es algo dulce y lleno de confianza, que circula entre dos personas que se reciben mutuamente.

Definitivamente se nos dice, la ternura es el arte de “sentir” a la persona, al ser humano en su totalidad.
La ternura crea una atmósfera interior de armonía y comprensión mutua.

La ternura es eso que… vitaliza al viejo… duerme al niño… ¡y desarma al hombre!

 No descuide cultivarla, compartirla y DISFRUTAR DE SU MAGIA, de lo que es capaz de generar en felicidad 

 

Compartido por María Julieta Zoratti en FB