LAS TORMENTAS INVISIBLES !!! Publicado en Senderos al Alma

El Despertar Cuántico
Un Pensamiento, Una Forma de Vida,
Un Sitio en la Red y Un Boletín Electrónico Global
OCTUBRE 2011
NÚMERO 152
Más de 12 años de publicación y distribución on-line
Creado, Canalizado, Publicado y Registrado con amor desde 1986
por Gillian MacBeth-Louthan
www.theQuantumAwakening.com
EN ESTE NÚMERO:
*** La Orilla de la Luz
*** El Consejo de Ella
*** Ustedes no son quienes eran la semana pasada
*** Creyendo en la Magia de todo
*** Yo soy Ella, la que anuncia desde las estrellas
*** Completando el círculo
LA ORILLA DE LA LUZ
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan
Se encuentran en un lugar donde la arena y la marea se tocan. Aún no se han aventurado en las aguas más profundas de la vida y la luz, ni en el océano de todo lo que aún está por venir. Se paran en las orillas de sí mismos, preparándose para tormentas invisibles. Están entrando en un océano de posibilidades puras, de energías virginales que nunca antes tocaron la Tierra. Ellas llegan como una marea alta inesperada. Día tras día, capa tras capa, ustedes y la Madre Tierra se sumergen e impregnan de estas energías limpiadoras que se reciben en su cuerpo físico y su luz.
Entrar en la unicidad no es un viaje para los de corazón débil o intención débil. Es un viaje para los que son valientes. Es un viaje para aquellos que pueden escalar las montañas del yo, las montañas de la emoción y las montañas del pasado, utilizándolas como peldaños mientras los reinos celestiales avanzan sobre la Tierra.
¿Alguna vez pensaron que su naturaleza humana tenía luz? El cuerpo humano mismo irradia y muestra una frecuencia de luz de monitoreo. Las moléculas dentro de la carne tienen una luz hermosa. Ustedes ven a su humanidad como algo manchado, enfermo y sucio que debe descartarse a medida que ascienden hacia una luz más elevada, la luz de la Luz de la Ascensión. ¡Yo vengo a decirles que acepten la luz de la carne, del cuerpo, de ser humanos! Porque al reconocer y aceptar la luz humana estarán en posición de recibir y no en un lugar de engaño.
Estas nuevas olas de luz les entran ópticamente. Penetran en los orificios de su cuerpo. Entran por cada abertura que tiene su cuerpo, dentro y sobre él. Ópticamente, el cerebro las recibe linealmente; energéticamente, se reciben como partículas de luz que se posan sobre ustedes y son absorbidas instantáneamente. Impregnan al cuerpo humano con más componentes de luz molecular que lo que se haya recibido anteriormente.
Permitan que su humanidad brille en todo su poderío. Si separaran su cuerpo humano, su cuerpo de luz o su alma y su mente (cerebro), verían que cada uno es una estrella distinta que irradia una luz diferente. A medida que la alineación planetaria se vea al amanecer, se convertirá en un reflejo de ustedes. Cuando todos los planetas y estrellas se alinean, la luz se vuelve más brillante. La luz se amplía y magnifica.
Eso es exactamente lo que les sucede a ustedes cuando permiten que la luz de su cuerpo humano se alinee con la luz de su alma y la luz de su mente. Cada aspecto de la trinidad de la vida que son puede entonces resplandecer como estrellas brillantes y mostrar su verdadera esencia. Alinéense con las estrellas dentro de ustedes, con las galaxias que representan, que recuerdan, que contienen, y en las que se están convirtiendo. Cada uno de ustedes mantiene un tipo distinto de alineación, una octava diferente de frecuencia, de luz. Se están convirtiendo en acontecimientos celestiales. Recuerden, como es arriba es abajo; como en el Cielo, así en la Tierra. No es más que un reflejo siempre. Miren a los Cielos en busca de explicaciones de sí mismos.
EL CONSEJO DE ELLA
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan
En la quietud de todo lo que son reside la verdad del corazón. Es dentro de la quietud que encontrarán la bioluminiscencia que necesitan para llegar a ser. La Luz dentro de la estructura celular de su ser cambia de luminosidad como un pez de aguas profundas. Visualicen a su ADN volviéndose bioluminiscente, resplandeciendo en el centro líquido de sus células, fluyendo y refluyendo. La luz que tanto buscan se ha activado. Han limpiado los desechos del campo de aterrizaje de su alma y de su yo. Les han anunciado a todos que el contenido molecular de su ser será luz. Han entrado en el centro del Universo que representan, deslizándose a través de las cadenas que han usado como adornos.
Somos el Consejo de Ella. Venimos del pasado y del presente simultáneamente. Nos hallamos en la intersección del tiempo esperando un portal para recordarles que en su interior están tanto ella como él, el Dios y la Diosa. Cuando la diosa (Dios en Nosotros) se activa, no tiene género ni especificaciones. Los portales del pasado ahora se cierran con gran rapidez. Ustedes miran hacia atrás (esperando no convertirse en sal) para descubrir quiénes fueron, pero todo ha cambiado, el paisaje se ha despejado mostrando una nueva orilla.
Cuando vinieron a la Tierra, le dijeron al Universo que eran capaces y que no se preocupara, que harían el trabajo. Al ser terrenales, cayó una gran densidad sobre ustedes. Su luz cambió y sus contratos se convirtieron en una carga. En esa carga, perdieron sus ansias. Perdieron su pasión. Perdieron su empuje. Descubrieron que muy pocas cosas terrenales los satisfacen. Quieren ser felices en su trabajo de luz. Quieren ser felices en su trabajo de sanación. Quieren ser felices en su vida, pero perdieron el entusiasmo. Han perdido su pasión. Estos contratos y cargas que llevan sobre sus hombros son como baldes sépticos de una vida oriental, llenos de lo que hay que eliminar.
Tratan de nacer de nuevo todos los días y sin embargo nadie aplaude sus consumaciones cósmicas, sus revelaciones humanas y sus logros. ¿Dónde está el aplauso? ¿Dónde está el reconocimiento que busca su alma? Una Gran Depresión ha caído sobre la raza humana, una tristeza planetaria, una rendición antes de que cambien las mareas. Esta energía proviene de un recuerdo del ADN de un tiempo alineado con las tres caídas de la Atlántida. Un tiempo en el que se esforzaron tanto por elevar al mundo, elevar la luz, elevar a otros al punto de seguridad, y no lo lograron. Vida tras vida, existencia tras existencia, se entregaron al 100% y no han visto la culminación del contrato.
Nosotros, el Consejo de Ella, les pedimos que lo lleven al límite una vez más. Les enviamos cometas, asteroides, erupciones solares y energías provenientes de estrellas recién nacidas. Les enviamos postales desde Sirio, desde las Pléyades, desde Arcturus y Andrómeda. Les enviamos los grabados del pasto verde y las canciones características de los pájaros. Lo hacemos todo por ustedes, para evitar que se rindan, porque ustedes son la esperanza del planeta. Ustedes son los que nunca se rindieron, aunque lo quisieran. En esta vida vienen a limpiar a nivel celular las tres caídas de la Atlántida. No sólo de la Atlántida terrenal, sino la destrucción de la Atlántida estelar y las energías que le acontecieron.
Les pedimos que sean los capitanes de su barco, los amos de su alma. No se supone que se hundan con el barco en esta encarnación. Ésta es la hora y el lugar que esperaban. El universo está a punto de destapar sus limitaciones y abrirse para que ustedes vean exactamente qué es necesario crear. Las vibraciones que les llegan ya causan confusión en el cerebro. Están oyendo muchísimos niveles de comunicación, están viendo muchísimos niveles de luz, están experimentando muchísimos niveles del corazón, están derrotando muchísimos niveles de oscuridad, todos en una misma respiración, en un mismo día, en un mismo pensamiento.
Cada singularidad que son está dividida en millones de componentes. Ésa es la cantidad aproximada de componentes que tienen en cada pensamiento. Cada uno de sus pensamientos lo toca todo. Todo a través de su pasado, todo a través de su sangre y su historia familiar, todo a través de las estrellas, todo a través del universo y de todo tiempo, todo espacio y todas las dimensiones. Ustedes son el lugar donde la vida se cruza con la vida.
Si pudieran ver el tejido de luz del que provienen, si pudieran conocer la historia de cada uno de ustedes, comprenderían que no hay fracasos, que no hay defectos. Siempre han aguantado hasta el último minuto y nunca se han rendido, ni siquiera cuando el universo no se mostró ante ustedes, ni siquiera cuando su pueblo no se salvó, ni siquiera cuando no pudieron sanar a su tribu, ni siquiera cuando ocurrió el desastre. Ustedes creyeron.
Sabemos que están muy decepcionados y enojados con el Creador. Sabemos que a veces sienten que sus plegarias no han sido contestadas. Sabemos que se sienten como si los hubieran descartado y abandonado, pero eso no puede ocurrir. Saben que nunca están solos. Les pedimos que lo lleven al límite una vez más por todo aquello en lo que creyeron alguna vez y todo lo que no pudieron demostrar. Somos el Consejo de ELLA. Estamos contenidos dentro de ustedes y ustedes están contenidos en nosotros. Nosotros somos un océano y ustedes son los arroyos y los riachuelos y los ríos y las lagunas a los que abrimos nuestros brazos y nuestros corazones. Les pedimos que cada vez que se cansen y quieran abandonar la Tierra, sólo piensen por un momento en la creación y la vean como un océano y se sumerjan en ella. Por un instante nada m ás, déjense ir, vuelvan a casa. Los dejamos con un conocimiento más fuerte que nada que hayan encontrado.
USTEDES NO SON QUIENES ERAN LA SEMANA PASADA
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan
Bienvenidos. Somos el Consejo Pleyadiano de Luz. Hoy nos convertiremos en los arquitectos de su ser, de su esencia, de su energía. Los ayudaremos a diseñar, rediseñar, esculpir, volver a esculpir y reevaluar el diagrama de su vida, de su corazón, de su intención y de sus miedos. Hoy los conducimos hacia un larguísimo corredor de su existencia mientras caminan por ese corredor del ser, miran, ponderan y contemplan quiénes fueron una vez, dándose cuenta de que ahora están listos para soltar lo que alguna vez les sirvió bien, pero ya no satisface sus necesidades.
Es hora de soltar todo lo que ya no sirva a la imagen más grande en la que se están convirtiendo. Muchos de ustedes todavía se aferran a “lo que fue”, revisando los desechos de su día y de su vida, excavando, exhumando y examinando “lo que pudo haber sido”, “lo que habría sido”, “si tan sólo” hubieran tomado un camino diferente, hubieran hecho una elección diferente.
Venimos a asegurarles que ese arrepentimiento emocional es una ilusión. Dejen de escarbar en los desechos mismos de su vida, amplificando los ‘arrepentimientos’ del pasado. Se los empuja y tironea hacia una energía muy apretada que en realidad exprime su naturaleza humana hacia nuevas direcciones que no son cómodas. Son los corredores olvidados de su corazón, de sus sueños y de lo que reside en su alma.
Las energías los hacen retorcerse, los vuelven irritables y emotivos. Se los está volviendo a esculpir en algo más elaborado de lo que creyeron posible alguna vez. Las nuevas energías se extienden en arco. Se extienden hacia cada parte de ustedes. Traen conexiones con personas, lugares y cosas que pensaban que habían descartado. Les traen situaciones nuevas en forma de oportunidades así como de arrepentimientos. Todo lo que habían dejado de lado en su plato AHORA pide ser ingerido, enfrentado y luego eliminado.
Todos ustedes están naciendo a una conciencia más elevada, éste es el primer resplandor de toda la luz que vendrá. Sólo han entrado unas pocas pulgadas en este nuevo portal de expansión. En los próximos cinco años tendrán acceso a lugares codificados dentro de ustedes mismos que contienen los secretos del universo. Jamás han concebido semejantes posibilidades en su apariencia humana.
Estas codificaciones son su propiedad más importante. Son los tesoros que tanto buscan, los tesoros que innatamente saben que son suyos. Como humanos buscan esos tesoros externamente como dinero, herencias, premios de lotería… esos tesoros innatos son el verdadero amor que buscan, los tesoros son los anhelos de su corazón. Son sus Códigos Divinos.
Los electrones de su cuerpo físico han acelerado su rotación. Las partículas mismas de su cuerpo han atravesado ese portal de expansión y cada célula, cada partícula subatómica, cada cabello, ha cambiado y ahora sostiene una luz más elevada. Cada aspecto suyo avanza a paso más acelerado. Hasta la energía que se conoce como el yo ha sido liberada y ahora avanza fuera de la condensación del pasado. Cada órgano de su cuerpo ha recibido un decreto de una dimensión superior.
A medida que cambia lo que alguna vez consideraron importante en su vida humana, se amplifican sus capacidades, sus codificaciones divinas. Los pensamientos se van a proyectar, los deseos y las verdades se van a emitir sin que salga de ustedes una sola palabra física. Descubrirán una conexión más profunda con la naturaleza y la Tierra. Las personas que antes los sacaban de quicio y los arrinconaban en extremos emocionales, descubrirán que ustedes ya no reaccionan a los estímulos externos. No habrá necesidad de desquitarse para compensar. Ahora, cuando los arrinconan, simplemente disfrutan un momento de ese rincón. Ustedes van a estar más preocupados por expandir su energía divina que por actuar y reaccionar ante alguien.
Ustedes no son quienes eran la semana pasada. No pueden retroceder y visitar a esa persona ni por buen comportamiento. No hay vuelta atrás a lo que era. Ustedes son parte de una energía que no existe en ningún otro sitio en el tiempo y espacio tal como lo conocen. Ustedes son únicos. La naturaleza humana en la que entran es un duplicado genético de la frecuencia del Creador. El cuerpo físico en el que encarnan como almas contiene los Códigos Divinos. Su alma ya está construida de tales frecuencias superiores. No necesitan preocuparse por acceder a ellas, ¡USTEDES SON ESAS FRECUENCIAS!
Su naturaleza humana está hecha de cada fibra de lo que conocen como el Creador. Su mundo no es más que una mota sobre el huevo moteado de la creación. Hay Dioses sobre Dioses y Universos sobre Universos en los que no entrarán en esta existencia. Este Gran Experimento es tan inmenso que va más allá de lo que puede captar su comprensión humana. Todo su conocimiento no es más que una mínima parte de un grano de arena en la vastísima playa de toda vida. La vida misma se expande una y otra y otra vez.
¿Puede la humanidad nadar más allá de los grilletes y la densidad que le fue emitida como decreto de limitación? ¿Puede la humanidad recordar su Divinidad a tiempo para salvarse de sí misma? No hay crecimiento en la autocomplacencia. No hay crecimiento si todo es blanco y puro, celestial y amoroso. Es sólo a través de las pruebas y tribulaciones y las vicisitudes de la Tierra que se ganan el don de comprender quiénes son en realidad. Ustedes son un experimento genético. Fueron ensamblados y cortados en cuadraditos e injertados a partir de la fuerza de vida misma de lo que conocen como su Dios. Fueron colocados sobre una placa y se los examinó. Se los añadió y se los substrajo y luego se los insertó en una especie de ser que ya existía en este planeta Tierra. Una especie que subió arrastrándose desde el fango , por así decirlo.
Ustedes están compuestos de 144 sistemas estelares además de ser el código de ADN exacto proveniente de Dios. Ésa es su composición. Existen en lo que se consideraría un holograma. Es una unidad auto-contenida, auto-comprendida de vida que responde a cada capricho y deseo suyo. Es el campo de juegos que están creando continuamente. No es un holograma sólido y macizo e inmóvil. Es un holograma que está cambiando junto con la conciencia de cada jugador involucrado. Cada uno de ustedes lo percibe desde un ángulo distinto, un grado distinto, una variante distinta. Eso es intencional, eso es expansión y eso es Dios.
Cuando un grupo de ustedes se reúne en oración, en intención y en verdad, entonces todos ustedes pasan por el mismo holograma durante un brevísimo tiempo. Eso en sí mismo es un milagro hecho realidad. Mientras mantienen ese holograma durante un tiempo intencional específico en talleres, en oraciones, en reuniones –cuanto más firmemente y por más tiempo lo mantienen– más se propaga y se producen efectos dominó. Cuando recién tienen un pensamiento, ese pensamiento es una OLA. Cuando ese pensamiento se manifiesta en la Tierra, se convierte en una PARTÍCULA. Primero se reúnen como una ola y luego solidifican ese pensamiento, ese pensar, esa conciencia, como partícula. Entonces nace y se emite como una verdad que ondula a través de todo espacio y tiempo.
Aunque recorrerán las autopistas y senderos de vastas verdades, esas verdades no son nada comparadas con su verdadero ser. Es hora de honrar al 100% de su Divinidad, su parte en la Creación y su responsabilidad por cada día, cada minuto, cada pensamiento y cada palabra que dicen. Son Dioses en entrenamiento en un crucero holográfico, por así decirlo. Todos ustedes van a mirar este océano de vida y verán un panorama distinto.
Todos sus pensamientos y emociones son reales y válidos. Todo es válido y todo significa algo para el Creador. Ustedes y sus experiencias y su vida y sus aflicciones y sus necesidades son válidas.
No hay elecciones equivocadas en su día. Experimenten todo lo que son. Más y más y más de ustedes será expuesto a medida que se despojan de la piel misma de quienes pensaban que eran y descubren lo maravillosos y encantadores y verdaderamente talentosos que son. Cualquiera sea su decreto, cobrará vida. Ustedes están labrando su camino. Cuiden las palabras que dicen, los pensamientos que tienen, las energías que decretan. Háganse amigos de sus palabras. Háganse amigos de sus pensamientos y háganse amigos de ustedes mismos. Su Dios interior está cansado de deambular por este camino. Está listo para sacarse los zapatos y correr hacia algo más grande. En este momento nos vamos. Somos lo que será. El Consejo Pleyadiano.
CREYENDO EN LA ‘MAGIA DE TODO’
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan
Muchos siguen aferrándose con fuerza a lo que era y a lo que debería haber sido y a lo que pudo haber sido. Enfrentémoslo, queridos, las líneas costeras han cambiado y ya no pueden tomar el sol sobre las orillas del pasado. Ustedes son los magos y siervos de la Luz. Sólo ustedes contienen la magia de la posibilidad siempre cambiante. El resultado de toda acción es innumerable y no se puede contar con ello. En estos tiempos de cambio muchos han perdido de vista la costa y se revuelcan ahogándose en una poza de marea. Cuando los vientos del cambio soplen, pueden montarlos elevándose a nuevas alturas en deleite o permitirles que los mantengan cansados y agotados siempre luchando contra la fuerza. Ahora llegan a un lugar de lucha o entrega. Luchar aprieta el control, soltar relaja lo que nos ata y nos libera de la trampa . Hemos estado volando con fuertes vientos en contra durante tanto tiempo que hemos olvidado que podemos cambiar de dirección al volar y dejar que el viento de popa nos sostenga. Aquello que estuvo en contra de nosotros ahora nos apoya.
No apoyen aquello que no se conoce a sí mismo. Apoyen aquello que alberga todo conocimiento sin límites de tiempo. La presencia de la magia está viva y reside en la luz. Es ver a Dios con asombro infantil en todas las cosas y en todos los resultados. Es creer en aquello que no se ve pero se puede sentir en el corazón. Recuperen lo que alguna vez dieron por sentado. El universo deja instrucciones secretas a cada momento de su día. Vuélvanse inquisitivos por naturaleza; traten de ver lo que está a plena vista. Comuníquense con una expresión más profunda de la naturaleza. Ella los llama ciegamente para compartir su experiencia mientras cambia de traje y de escenas.
Se debe establecer un ritmo natural mientras van por el sendero sagrado de la vida, no como un extraño sino como un socio. Vean las cualidades mágicas de la vida y aléjense de aquello que los abruma. La naturaleza es una gran sanadora, observen la vida desde un ángulo diferente, y elijan según eso. Cuando ven por debajo de la superficie, ven con los ojos de Dios. Vean con una gran esperanza y un profundo saber. Conviértanse en videntes de lo que es invisible al ojo humano, pero no al corazón humano. Su forma natural de ser es el Estado de Gracia. Es lo que son naturalmente sin todos los instrumentos y los diálogos de ser demasiado humanos. El Estado de Gracia es lo que eran antes de venir a la Tierra. Es el punto de referencia entre cada encarnación. Es un lugar de descanso en su luz. Es el ritmo natural para ustede s. Es el ritmo del Creador que late en su interior, no con resistencia, sino con una entrega y un fluir como una cascada.
El estado de gracia dice: “Nos Rendimos”, no tratamos de luchar contra nuestro karma, nuestro pasado, nuestra familia o vida, sino que permitimos que nuestra esencia divina natural nos lleve más allá de la comprensión humana hacia un punto de reverencia, un punto de santidad y un punto de humanidad que está santificada y es sagrada. El estado de gracia dice “nosotros, la gente de la Tierra, ahora permitimos que la divinidad en nosotros nos lleve por encima de la oscuridad, no a través de la oscuridad”. Es permitir a su luz interior la libertad de estar en su estado natural de existencia, liberándola de las presiones y decisiones de ser humanos. Es regresar a sus raíces naturales. Un lugar donde confiar en el universo y aceptar que cualquier cosa que se emita como decreto emocional, decreto financiero, decreto energético o decreto personal, es emitida por la divinidad en su interior. En este estado de gracia, cancelarán la negatividad y se relajarán en su luz. Cuando todos ustedes suelten lo que los agobia, lo que los entristece, y permitan que las grietas en su interior sanen, entonces podrán enfocarse en el viaje de regreso hacia el amor.
Cuando se sientan presionados por su mundo, enfóquense de inmediato en lo que aman. Tomen esa vibración de lo que aman (ya sea una flor, una canción, un niño, un cachorro, una risita, una carcajada, un recuerdo) y colóquenla dentro de lo que les trae tristeza, lo que duele. El amor cambiará el contenido molecular de la experiencia en la que están sumergidos. Cambien las moléculas. Lo que ven como un obstáculo y como negatividad no es más que una esencia molecular que no ha pasado, gracias al amor, a un estado de gracia.
Ustedes son el director y el conductor del concierto de su vida. Comprendan que las moléculas de amor pueden disolver obstáculos y mover montañas. Nada es imposible cuando lo saturan con la energía viviente del amor. Invoquen inmediatamente a la energía de la gracia hacia algo que los entristezca y les duela. Entréguenselo a la divinidad dentro de ustedes y de la situación. La gracia es una energía más liviana e inmediatamente sentirán una elevación. No se están escapando de hacer su tarea en esa situación de aprendizaje, sino que están invocando un cambio molecular en ella mediante la esencia del amor.
Cambien todo lo que parezca ser un obstáculo. Cuando algo los enoje, inmediatamente entrénense para pensar en algo que les traiga alegría, algo que amen y luego vuelvan a enfocar esa energía en esa situación y la cambiarán. Derribarán las Murallas de Jericó con el resonar de su corazón y el resonar del amor. Es su deber, es su misión mantener una lista de amor. Todo lo que los haga sonreír, todo lo que traiga risa a su corazón y todo lo que los suavice. Mantengan una lista de amor. Acudan a ella cuando estén enojados, cuando estén tristes, cuando estén angustiados. Cambien su vida. Invoquen el estado de gracia en todo lo que atraviesen a diario. “Ahora invoco el estado de gracia en esta situación y ahora pido que las moléculas del amor la saturen.” Se sentirán edificados, sin sentir que se hunden en la desesperación.
Todo en su vida está diseñado de la divinidad y por la divinidad. Es una expresión divina de un aspecto divino de su ser que está pidiendo ser sanado, que está pidiendo ser aceptado, que está pidiendo amor. De lo contrario, no estaría bloqueándoles el camino. Cuando miran la tristeza en su Tierra y se sienten impotentes para cambiarla, piensen en algo que amen. Necesitan un punto de referencia. Necesitan que se les recuerde lo que les trajo amor la última vez que pensaron en ello, la última vez que lo experimentaron.
Cuando se cambian a ustedes mismos, cambian el resultado de lo que está ante ustedes. Su día debería ser unestado de gracia de 24 horas. El estado de gracia dice: “Confío en lo que tengo delante de mí. Confío en mis elecciones. Confío en Dios, confío en el mundo, confío en la Madre Naturaleza.” ¿A qué le temen más? Les temen a las personas. ¿Qué vive dentro de las personas, sino la esencia de Dios? No confían en la divinidad que hay en ellas, la que está a sólo un milímetro de la divinidad en ustedes.
Yo soy aquel al que se conoce como Metatrón. Observo las palabras de su mundo. Observo sus pensamientos. Soy el suscriptor de todas las expresiones verbales. Mi presencia se verá y sentirá más seguido en los tiempos que vendrán. Al invocar los estados de gracia comprendan también que dentro de ese contenido molecular de laGracia se encuentra cada molécula de Luz. Con tan sólo usar la palabra gracia, decir gracia, hablar gracia, conocer a alguien llamada Gracia, invocan la presencia de la Luz.
Cada vez que se abre un corazón, se abren simultáneamente un millón de arco iris y un millón de rosas. En su imaginación no pueden comprender cuánto amor pueden contener, cuánto amor son capaces de sentir. Todavía le tienen miedo al sentimiento del amor. Lo crean o no, apenas están entrando en una esencia de amor que se pueda contar y medir. Yo, como toda luz y todos los seres de luz, estoy con ustedes continuamente. Somos uno. Sus corazones son pequeños y tiernos. Algunos de ellos están ajados. Pero nosotros los sostenemos como a un pajarito que se cayó del nido de la vida. Nosotros los cuidaremos hasta que se recuperen en la plenitud del amor. Me marcho.
YO SOY ELLA, LA QUE ANUNCIA DESDE LAS ESTRELLAS
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan
Yo soy ELLA, la que anuncia desde las estrellas. Los hilos de mi traje de luz son constelaciones entretejidas. Yo soy ELLA, a la que le piden un deseo en el cielo nocturno mientras miran a lo alto y ven la luz de mi corazón latiendo hacia el suyo. Yo soy la Mujer Estrella y vivo dentro de ustedes así como ustedes viven dentro de mí.
Cuando eran niños pequeños, se sentaban en la cama y se ponían a pensar en todo lo que había arriba en el cielo. Buscaban señales. Buscaban la magia. Buscaban la esperanza que tanto necesitaban en su vida. Buscaban a alguien que los amara más de lo que incluso se amaban a sí mismos. Cuando eran niños, me pedían un deseo y yo hacía cuanto podía para que todos sus deseos se volvieran realidad. Venía a ustedes y enjugaba sus lágrimas cuando ustedes, pequeños, lloraban hasta dormirse – lágrimas de confusión por su familia, por su escuela, por su día. Yo estaba allí y los miraba y los amaba con todo mi corazón. Yo era la Mujer Estrella entonces, así como soy la Mujer Estrella ahora.
Dentro de mí viven agujeros negros y agujeros blancos y agujeros ultravioletas. Dentro de mí hay universos que hacen implosión y explosión sobre sí mismos. Así como sus emociones. Sus explosiones son un microcosmos, donde mis explosiones son un macrocosmos. Ustedes no son minúsculos de corazón, de amor, de luz, ni de obras. Ustedes son una galaxia grandiosa que eligió recordarse a sí misma a través de la forma humana.
Ustedes, queridos, contienen el tejido mismo del tiempo dentro de su ser. Esperan que el mundo les dé las respuestas que sólo se pueden ver en los matices de su ser. Buscan la escritura en el cielo; buscan las palabras en los afiches que ya no se mantienen en pie. Esperan que los árboles y el viento les traigan los mensajes que buscan. Pero ya no lo escuchan porque la canción es diferente, el pulso es diferente y el aroma es diferente. Se siente como si los hubieran sacado de lo que alguna vez conocieron y llevado a una tierra ajena y extraña. Todo parece estar hablando en un idioma extranjero y su corazón parece estar latiendo a un ritmo irregular. Esperan que los animales hablen y ellos sólo se quedan en silencio.
Su corazón late más fuerte y más rápido cuando encuentran una parte del rompecabezas que les da un punto de remembranza. Sienten como si un gran vacío hubiera succionado todos los milagros y ya no existieran. Como si un gran vacío hubiera llegado y se los hubiera llevado de su tierra como un flautista llamando a lo que está perdido.
Lo que buscan no se encuentra en la Tierra, queridos. Deben levantar la cabeza por encima de las nubes que diseminan las líneas de luz y escuchar con oídos de lobo. Su conciencia es vasta y amplia y elevada y grandiosa. Su amor llena océanos y mundos sobre mundos, pero aún no es suficiente para cambiar el resultado para todas las almas. Mientras respiran hacia un lugar de luz más clara y amor más profundo, brotan de un lugar que trae perlas de sabiduría creadas por las ostras y las irritaciones de ser tan humanos y divinos a la vez.
Pasan de su posición de gorrión a su posición de cóndor, volando por encima de las situaciones holográficas de la Tierra, por encima del espejismo de la vida terrenal, hacia un lugar donde reside el amor. Se hacen una injusticia al tratar de cambiar lo que es. Han llegado al final de un callejón, una predisposición de un futuro que fue creado por una conciencia de masas. Su lugar todavía está aquí, pero aquí no existe el lugar donde encuentran su paz. Les pido que vuelen alto hacia sitios que su corazón conoce y recuerda para encontrar esa paz.
Permanezcan alerta en el pináculo de su conciencia espiritual. No salten del acantilado como un faro preocupado que nada para salvar a otro que está por estrellarse en las orillas de la vida. Ustedes deben brillar para ellos y enseñarles a volar, a alimentarse de una luz superior y de un sistema de creencias superior. Muchos han perdido la fe, han perdido su rumbo en este espejismo de confusión. Algunos han perdido sus hogares, y los paisajes de su futuro. Les corresponde a ustedes dibujarles una nueva imagen, dibujarles un nuevo resultado por medio de sus acciones. Construir un futuro desde un lugar distinto y un nuevo diagrama. Sus alas han sido recortadas por estos vientos de cambio. La esperanza que sostienen para sí mismos, dénsela a toda la Tierra, véanla realizada y sanada. En este momento me voy. Soy la Mujer Estrella.
COMPLETANDO EL CÍRCULO
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan
Vengo en este día de alineación como un rayo de Luz. No tengo nombre ni sonido, sólo amor. Estoy detrás y junto a muchos en la Tierra. No anuncio mi posición en el cielo porque la localización es sólo un posicionamiento para aquellos en la Tierra que necesitan ver en qué nivel están. Yo estoy en todos los niveles para ustedes y sólo para ustedes. Levanten la cabeza y la mirada hacia el nuevo día que nace. Ustedes son amor, así como son amados.
Durante muchos años han buscado fuera de ustedes la verdad, la sabiduría, los milagros y sólo una simple prueba. Han encendido velas, les han rezado Ave Marías a estatuas, íconos, y literalmente se han perdido en el diluvio de todo lo que se “suponía que era” más grande, más sagrado y más divino. Han invocado a los Ángeles, los Maestros, los Santos, los guías espirituales, y a sus muertos queridos, pidiendo ayuda, intervención, milagros.
Al acercarse al final del 2011, las líneas de comunicación disminuyen y se fragmentan. Siguen yendo fuera de ustedes en busca de algo “más grandioso”, algo más grande, mejor, y omnisapiente. Las cartas, emails, llamadas telefónicas de esas energías “más grandiosas” siguieron disminuyendo. Crearon excusas acerca de por qué Dios no respondió sus plegarias o sus emails. Se convencieron de que su tercer ojo estaba obstruido, su corazón estaba cerrado y el chakra de la coronilla no estaba funcionando. Pensaron que eran ustedes los que no funcionaban. Probaron elíxires, aceites, cristales, meditación, lecturas y toda herramienta disponible. Aun así, no pudieron escuchar la palabra del Señor. Gastaron miles de dólares y cientos de horas probando todo artilugio disponible, tratando de arreglar lo que pensaban que estaba dañado.
Miraron a otros con envidia, ya que parecían profundos y omnisapientes. Tomaron las hierbas y vitaminas correctas, usaron el color sanador del día, y aún así no pudieron obtener el máximo rendimiento. Entonces, un día todos sencillamente se detuvieron. Dejaron de rezar, dejaron de meditar, dejaron de intentar manifestar los deseos de su corazón.
Cuando dejaron de esforzarse tanto, sus vidas comenzaron a cambiar poco a poco. Comenzaron a sentirse más cómodos en su propia piel. Comenzaron a gustarse de nuevo. Dios no parecía tan distante. La vida no era tan difícil. ¿Qué había cambiado? Finalmente habían completado el círculo y aceptado la totalidad de su ser: lo bueno, lo malo y lo desconocido. En esa acción se liberó un gran poder que permitió que todos llegaran al punto de saber sin tratar de hacerse más santos. En ese momento se dieron cuenta de que habían sido cortados del Tejido mismo de Dios. Finalmente habían aprendido a soltar y a amar interna y completamente.
Gillian MacBeth-Louthan
PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@Gmail.com
Traducción: Margarita López
Edición: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s