TODA ENFERMEDAD TIENE UN SENTIDO BIOLÓGICO – Christian Fléche

Compartido por Elizabeth Romero Sánchez

17264764_1381843825243825_4633802143973187937_n

TODA ENFERMEDAD TIENE UN SENTIDO BIOLÓGICO.
Christian Fléche

Cuando en el año 1991 me encontré al Dr. Hamer me quedé estupefacto y seducido por sus coherentes explicaciones aunque me di cuenta de la falta de estructura terapéutica. Desde entonces he podido verificar algunas proposiciones. Uno de los elementos centrales en la comprensión de este abordaje es el sentido biológico ya que para el la enfermedad tenía un sentido biológico.

Dos años más tarde aprendí con Marc Fréchet que las enfermedades se inscriben en un ciclo y que algunas de ellas tienen una o varias raíces transgeneracionales.

Mediante la terapia y gran parte se la debo al Dr Erickson se llega a la curación, el cambio o la transformación profunda y duradera. Fue un maestro de la terapia breve. Para el toda experiencia tiene una estructura y la terapia es una reacomodación de esa estructura y no de la escucha de un contenido psicológico o histórico de un problema que para el no tenía ningún interés1. Para el encontrar el origen histórico de un problema no era necesariamente terapéutico. Cambiar la estructura de la experiencia sí.

Es así como en 1993 creé el nombre de Descodificación Biológica Original, para distinguirme de la Nueva Medicina Germánica, ahora tan sólo Nueva Medicina.

¿Qué quiere decir sentido biológico?
Nuestro cuerpo está constituido por órganos que están compuestos por células y esto es así independientemente de cuál sea nuestra raza, nuestra especie, nuestro color o seamos animales o seres humanos. Cada órgano busca satisfacer eso para lo que existe: los pulmones permiten la entrada del aire y el intercambio, el estómago recibe el alimento y lo transforma, la vejiga contiene la orina y la elimina, el tejido neural cerebral sirve para controlar y tomar decisiones, etc. Nos comportamos como los animales sin saberlo rechazando o transportando nuestra base de conflictos arcaicos.

La necesidad para la que existe el órgano debe ser satisfecha para permitir la supervivencia del conjunto es decir colabora con los otros órganos. El aire inspirado es usado por nuestros músculos, el alimento proveerá de energía a los pulmones para que pueda realizar su actividad. Pero el ser humano tiene algo peculiar y es que no sabe hacer la diferencia entre lo real y lo virtual: imaginar un plato suculento o tenerlo en la boca provoca el mismo efecto en la salivación.

De esta manera todo estimulo exterior va a ser codificado biológicamente: veo que me van a robar mi coche. En que parte de mi cuerpo se va a recibir la información? Podrán ser distintas partes y eso dependerá de cómo lo viva interiormente la persona. Unos ejemplos: El colon porque es “asqueroso lo que me hacen”

Bajo el mismo principio virtual es igual a real aunque no se observe nada en el colon la persona mantiene sobre este evento una noción de porquería. En otro caso podría codificar el evento a nivel muscular porque resiente impotencia para recuperar el vehículo. O la laringe porque el acontecimiento lo deja “aterrorizado”. Y así podemos ver como un mismo acontecimiento da lugar a distintas codificaciones.

Por qué el colon? porque biológicamente es la parte del cuerpo que gestiona lo que se vive como
« asqueroso » y es esa parte la que conoce cómo gestionar aquello que se tiene que eliminar. Porque los músculos? Porque son los que demuestran nuestra potencia y eficacia.
Y la laringe? Porque es la que permite el grito, la llamada de auxilio.

Así es como desde que ocurre un acontecimiento exterior nuestro espíritu para poder aprender algo codifica biológicamente de esa manera existe. La transforma para aprehender la esencia, la lleva al interior de sí mismo. Sino simplemente no existiría tal como no somos conscientes de los rayos o los infrasonidos. Solo vemos lo que aprendimos a ver, oímos lo que aprendimos a oír y esto es cultural y biológico.

Por eso para mí la hipótesis de trabajo es que todo síntoma, sea el que sea sin excepción es una metáfora de la historia conflictual que está en el origen del síntoma. El hilo conductor que va de uno a otro es el sentido biológico.

La enfermedad lejos de ser algo anárquico o de no responder a ningún sistema tiene un sentido muy preciso que es movilizar todas las fuerzas para optimizar nuestras posibilidades de supervivencia. La enfermedad no es un error de precisión, un fallo de la célula y tiene su razón de ser y se inscribe como un elemento útil en el plan general de la naturaleza. Es necesario localizar una solución exterior (como subirse a un taburete si uno es pequeño para coger algo o llamar al timbre). Si no hay solución exterior aparece la situación conflictual y el cuerpo busca una solución interna de adaptación => enfermedad.

Elizabeth Romero Sánchez
Akasha Sanación Integral.

Ciclo de Meditaciones – La Puerta – Tema: Soltar

Organizado por Thom Siklosi

puerta-que-se-abre

Continuando con la segunda meditación de éste ciclo que propongo, pondremos la atención sobre ese paso a veces tan difícil de SOLTAR el pasado, los apegos, las relaciones que ya no vibran con nosotros, etc. – La imagen de la PUERTA adquiere sentido durante la meditación y es una invitación a traspasarla pero no sin una profunda reflexión y acción que tiene que anteceder !
Reserva:
223 4488758 – Claudia
223 5903587 – Thom
Intercambio $ 100.-

Fotos celu 039

Ambiente adecuado con una breve charla anterior a la meditación para posicionarnos en el trabajo a realizar durante la misma.

Abrazo de Luz !!! Thom 

 

ES COMO TÚ LO VIVAS

Ante éste artículo, en mi opinión,  magistralmente, escrito por Elizabeth, desde México, caben algunas reflexiones que deseo puntualizar.

Primero, quizás como advertencia a ti amigo lector:

¡SANAR IMPLICA CAMBIO! (Desde adentro de ti)

Si no estás realmente convencido de que esto es así, ni te molestes en seguir leyendo.

Te puede sonar duro, áspero lo que digo pero, aquí no funcionan las excusas, creerse diferente, hacerse la víctima, manipular a los del entorno para dar lástima, ser excesivamente racional, incomprendido, etc.

Otro punto que creo importante destacar, es donde dice, y le agregaría lo que yo ofrezco como Bioelectrografía GDV Bio Well :

– “Y la gran ventaja de la Biodescodificación, es que no está peleada con ninguna terapia alternativa, por lo que puedes conjugarla con yoga, con meditación, con ejercicio, con ho´pono pono, con Reiki, con curso de milagros, con temazcal, con biomagnetismo, con constelaciones, con lo que quieras.” – 

Abrazo de Luz !!! Thom

……………………………………………….

17155340_1373638586064349_2998179709562264722_n

Elizabeth Romero Sánchez – AKASHA SANACIÓN INTEGRAL – (En Facebook)

ES COMO TÚ LO VIVAS.

Durante ya varios años y a través de muchas experiencias distintas, he podido identificar algunas situaciones que, cuando menos a mí, me disparan un gran malestar, una gran angustia, un gran recelo, un gran enojo.

Del mismo modo, cada uno de los seres humanos de éste planeta, tiene distintos modos de vivir sus impactos emocionales, por lo que fácilmente, conoce sus “detonantes”.

En Biodescodificación, hablamos mucho de “tomar conciencia”, de “cambio”, de “nuevo paradigma” y suena bonito sí, pero para acabar pronto, yo podría decir que ninguno de esos términos, es bien “entendido” o “comprendido” por la mayoría de las personas, y la prueba está en que a diario centenas y centenas de personas, todavía hace la pregunta de: “Ya sé qué fue lo que me pasó, ahora qué hago”.

Cuando cualquier persona hace ésta pregunta, sólo significa dos cosas:

  1. Son muy racionales y además, piensan que la solución viene de afuera.
  2. Son muy débiles, les gusta ser víctimas y les gusta que los demás los ayuden, orienten, saquen adelante y sanen.

La Biodescodificación es casi un 90% de trabajo personal, de trabajar en mí, en mis miedos, en mis angustias, en mi carácter, en mi forma de reaccionar, en mi forma de ver la vida, el mundo y mi futuro.

El otro diez por ciento, corresponde al Biodescodificador, que te dice, qué has vivido mal, qué suceso te ha detonado la enfermedad.
Y te puede “acompañar”, sí, pero no esperes que él decida los cambios que tú sabes que debes hacer.

A todo esto, debemos añadir la característica principal de los seres humanos, y es que piensan, creen, o están seguros, de que ellos, su caso, su situación, es “diferente”.
Entonces, ante una explicación simple, siempre tendrán la “duda”, de que posiblemente, en ellos funcione distinto.

Y pueden tener un problema en el hígado, un problema en la piel, un problema en el oído, o un problema con alergias, (lo que sea), y una vez escuchada la explicación, todavía preguntarán si en ellos es lo mismo o es diferente.
Éste pequeño gran detalle, sólo es una reacción del subconsciente, para rebelarse, para encontrar pretextos, para no sanar, porque sanar implica cambio.

Me ha ocurrido, que en textos, artículos y consultas, comento que piel es separación, es no sentirme protegido, sentirme desprotegido, etc. Y claro, que dependerá de qué parte del cuerpo tenga “dañada” la piel, para complementar el significado.
Ah, pues luego de eso, todavía hay personas que preguntan, que si la piel del brazo es lo mismo, o de la rodilla.

Ni hablar.

Volvamos al cómo lo vivo yo.
¿Recuerdan cuando en su infancia, hacían alguna travesura?
Algunos rompimos vidrios con la pelota, otros más rompieron una maceta, tantos otros perdieron el cuaderno o bien, dejaron el baño sucio con talco y pasta de dientes por estar jugando a la química.

¿Recuerdan cuando su mamá o su papá o quien haya sido, llegaba a darles tremenda regañiza?

Algunos de nosotros, nos quedábamos serios, otros más lloraron, otros más se enojaron, tantos otros sólo sonrieron.
Cada uno de nosotros “vivió el regaño de manera diferente”.

Así, vamos creciendo por la vida, acumulando miedos, expectativas, creencias y de pronto, un día, descubrimos que “no tener el amor de una pareja”, me tiene deprimida.
Pero ojo! También descubrimos, que si alguien nos hace caso y de pronto tengo pareja, yo vivo un miedo brutal a que me abandone.
Yo sé que tengo un detonante allí, que ese es mi talón de Aquiles, que por ahí soy vulnerable.

Si de pronto, yo vivo un cáncer de seno, un problema en la piel, dolores en el hombro, y un biodescodificador te dice que fue a causa de un problema de “separación” sentimental de tu pareja, no cabe que preguntes “qué tengo que hacer”. Lo que deberás hacer, es trabajar en ti, en tu miedo al abandono, en tu dependencia emocional, en tu carácter debilitado, en tus expectativas.
Tal vez meditando, tomando clases de yoga, estudiando algo nuevo, saliendo más con tus amigas, etc.
Eso justamente es trabajar en uno mismo, eso es tomar conciencia, aceptar que eres vulnerable en cuestiones de amor, aceptar tus debilidades y trabajar en ellas.

Si de pronto, yo vivo un problema en la vesícula, y un biodescodificador te dice que fue a causa de una vivencia de mucho rencor, lo mismo. No puedes preguntar qué hacer.
Tú sabes qué tan rencoroso eres, tú sabes que no perdonas a profundidad, tú sabes que dices estar bien estando mal, tú sabes que eres caprichoso, que te gusta hacer las cosas a tu modo y que no te sienta bien que te critiquen.
Eso es lo que debes cambiar, tu carácter, tu manera de reaccionar, deberás encontrar armonía en tu vida, rodearte de personas que te hagan sentir bien, comenzar a perdonar.

Y así, con todos y cada uno de los síntomas o enfermedades, no hay más.

Hay personas, que viven juntas inclusive, la misma experiencia y no enferman ambos, aunque podría ser claro, por lo general, sólo enfermará, la persona para la cual, dicha vivencia haya resultado un detonante para cierto comportamiento o característica emocional que ya tiene.

Y la gran ventaja de la Biodescodificación, es que no está peleada con ninguna terapia alternativa, por lo que puedes conjugarla con yoga, con meditación, con ejercicio, con ho´pono pono, con Reiki, con curso de milagros, con temazcal, con biomagnetismo, con constelaciones, con lo que quieras.
Pero siempre, buscando sanar tú, tus pensamientos, tus miedos, tus expectivas, tus creencias.
Y ya, cuando tengas clara tu situación real, tendrás definido también, qué tan tóxico es tu hogar o qué tan favorable lo es para tu cambio, para tu sanación, para salir de ésta.

Luego platicaremos más de las enfermedades en niños y las transgeneracionales…

Empatía: lo que se aprende al tener un amigo o compañero con discapacidad

Quienes conviven con ellos en su casa, en el trabajo o en la escuela afirman que los ayuda a vencer el miedo a lo diferente, a ser más tolerantes y a estar pendientes de las necesidades de los demás

LA NACION

LUNES 13 DE MARZO DE 2017
Compartido en Fb por Clau Escuer
emociones-2376611w640
Paula García Haymes (der.) besa a su hermana Carolina, que es sorda. Foto: Maxie Amena

Tomer Usach aprendió, con tan sólo 18 años, a romper las barreras que aparecen frente a lo desconocido. Pablo Ingberg, un joven con discapacidad intelectual, fue su compañero de grado y desde pequeños entablaron una amistad.

“La barrera la hace uno mismo y es importante romperla. El haber compartido un espacio con Pablito me abrió la mente. Ahora siento que me manejo diferente frente a las situaciones de diversidad”, dice Usach.

Como él, quienes tienen un vínculo cotidiano con alguna persona con discapacidad -en el trabajo, en la escuela, en su casa- coinciden en que aprenden a ser más empáticos, tolerantes y a perder el miedo a lo diferente. Los referentes de la temática también sostienen que en la mayoría de los casos la inclusión repercute en múltiples aspectos positivos para el entorno de la persona.

Algunos atraviesan esta experiencia en el hogar (porque uno de sus miembros tiene alguna discapacidad) y otros recién en colegios con voluntad integradora.

Lea Vainer es miembro del grupo Artículo 24 y fundadora de la escuela Arlene Fern. Cuenta: “Cuando se creó la escuela, nosotros aspirábamos a una sociedad mejor. Seguramente cuando un ex alumno nuestro tenga su propia empresa, no va a dejar de contratar a una persona con discapacidad y va a tratar de ayudarla”.

Vainer asegura que en la escuela se trabaja con toda la familia: “Hay que concientizar a todos los actores comunitarios sobre la importancia de la inclusión y los valores”, agrega.

En Arlene Fern, los profesores de educación física enseñan las reglas de un deporte y luego diseñan nuevas pautas para que puedan jugar todos. “Esto es muy simbólico de lo que sucede en cada aula. A veces tenemos que aprender a enseñar diferente para que el aprendizaje sea de calidad para todos. Acá los chicos tienen una sensibilidad y una inteligencia emocional distinta”, dice Gabriela Krichesky, directora pedagógica general de la institución.

En esta misma línea, Laura Cancio, integrante del equipo técnico de la Asociación para el Desarrollo de la Educación Especial y la Integración (Adeei), sostiene que “cuando hay alumnos con proyectos de integración, los maestros aprenden nuevas estrategias y herramientas que después aplican con todos los chicos del aula. Esto genera una mayor flexibilidad en la práctica del docente”.

Efectos positivos en el trabajo

Según Javier Lioy, presidente de la asociación civil La Usina, todavía se reflexiona poco sobre qué efectos produce en los equipos de trabajo la llegada de un empleado con discapacidad.

“Nuestra experiencia nos permite listar indicadores que de manera contundente muestran los aspectos positivos de las acciones inclusivas. Mejora el clima laboral, se promueve el trabajo en equipo, disminuye el ausentismo laboral, se sensibiliza al equipo de colaborares y se promueve el compromiso con el propio puesto de trabajo”, dice Lioy.

Y agrega: “Los compañeros aprenden a construir un nuevo concepto sobre ellos. Pasan a desarrollar una sensibilidad y capacidad de mirar orientada en lo que pueden hacer y no en lo que falta”.

En la misma línea, la Guía de inclusión laboral de personas con discapacidad para empresas, publicada por la Red de Empresas por la Diversidad de la Universidad Torcuato Di Tella, asegura que la incorporación de una persona con discapacidad es un aprendizaje constante para su entorno.

“Se promueve el respeto por las diferencias y se incentiva el despliegue de cada ser humano y sus singularidades. Se contribuye a una mayor conciencia social y a consolidar una cultura organizacional genuina e inclusiva. Por lo tanto se construyen organizaciones más humanas”, aseguran.

Tomer Usach (izq.) y Pablo Ingberg fueron compañeros en el colegio Arlene Fern
Tomer Usach (izq.) y Pablo Ingberg fueron compañeros en el colegio Arlene Fern. Foto: Fabián Marelli

En el colegio: “Hoy enfrento la vida de otra manera”

Tomer Usach compartió la secundaria con Pablo Ingberg, que tiene una discapacidad intelectual

En el colegio Arlene Fern (referente en integración de alumnos con diferentes tipos de discapacidad), Tomer Usach tuvo como compañero de grado a Pablo Ingberg, un chico con discapacidad intelectual.

Gracias a esa experiencia, Tomer hoy no tiene miedo a las personas que son diferentes a él. “Generalmente la gente al desconocer y no convivir con una persona con discapacidad no sabe cómo tratarla. Muchas personas discriminan y para mí compartir algo con él es lo mismo que estar con alguien sin discapacidad. Me parece muy importante haberme formado en una escuela donde el distinto tiene lugar. Hoy siento que estoy abierto a otras situaciones y enfrento la vida de otra manera”, dice Tomer.

Además, cuenta que Pablo era el único de sus compañeros que se sabía las capitales de todos los países y el fixture de todo el año de los torneos de fútbol. Él ponía a prueba la memoria de los demás y ganaba las competencias sobre esos temas. Afirma: “Pablito es la persona más brillante que conocí en mi vida”.

Hablar por micrófono

Cuando los dividían en grupo para hacer una actividad en la escuela, Tomer muchas veces trabajó con Pablo. Cuenta que de chicos siempre tuvieron muy presente que tenían que hablar por un micrófono para que Pablo pudiera escuchar a través de sus audífonos.

“Al principio el aparato era curioso para mí. Pero con el tiempo lo fuimos naturalizando. También recibimos mucha información sobre el sistema que usaba Pablito para entender mejor”, recuerda Tomer.

Su relación no se daba sólo en la escuela, sino que también se veían afuera, donde compartían una vida social. “Me acuerdo un día que fui a dormir a su casa y jugamos a la Play. La mamá nos puso el timer para que nos pudiéramos ir a dormir al rato. Sin embargo, Pablito lo sacó y nos quedamos hasta tarde”, relata Tomer.

Actualmente los dos terminaron la secundaria. Como en la escuela está prevista la inclusión en todos los órdenes de la vida, hace más de un año, Pablo se incorporó como auxiliar en la biblioteca. Tras conversar un rato, Ingberg reflexiona: “Todos deberíamos tener las mismas posibilidades y se deberían respetar todas las diferencias”. Tomer también empezó a trabajar este año y siempre tiene presente una idea que aprendió en la escuela primaria: “Las barreras se las pone uno mismo y es importante romperlas”.

Ariel Rojo (izq.) y su amigo Santiago trabajan juntos
Ariel Rojo (izq.) y su amigo Santiago trabajan juntos. Foto: Rodrigo Néspolo

Amigos: “Una vez se cortó la luz y él me guió a mí”

Para Ariel Rojo, la ceguera de Santiago nunca fue un impedimento para compartir sus vidas

La amistad entre Ariel Rojo y Santiago Morrone, una persona ciega, comenzó en los años 90 a partir de un entrenamiento de atletismo. Se conocieron en un parque cuando Santiago buscaba un entrenador y se sumó al grupo de Ariel.

Los dos disfrutaban mucho de correr. Santiago le explicó a Ariel cómo guiarlo mientras entrenaban y él siempre se sintió seguro para hacerlo. Así, voluntariamente, se convirtió en su guía. Juntos llegaron a correr 42 kilómetros y participaron de distintas competencias.

Enseguida, Ariel se convirtió en un amigo de la familia e hicieron más actividades juntos. Comenzaron a compartir asados, charlas y hasta vacaciones familiares. Este verano fueron a pescar. “Siempre me tomé la discapacidad con mucha naturalidad. Nunca fue una barrera para nuestra amistad. De hecho, recuerdo una oportunidad en que se cortó la luz y Santiago me tuvo que guiar a mí”, relata Ariel.

Santiago es el secretario de Apanovi, una asociación civil sin fines de lucro, dirigida por personas ciegas, que Ariel también apoya desde que lo conoce.

Hace unos años, los amigos comenzaron a trabajar juntos: atienden el quiosco de la Facultad de Sociales de la Universidad de Buenos Aires. “Con el tiempo te acostumbrás a la discapacidad. El problema es que la mayoría de la gente tiene prejuicios y eso es lo que molesta. Por suerte con mis amigos y familia eso no pasa”, confiesa Santiago.

Hermanas: “Uno está más atento a lo que le pasa al otro”

Paula García Haymes y su familia modificaron la dinámica para incluir a Carolina, que es sorda

“Es un regalo tenerla a Caro en mi vida”, dice emocionada Paula García Haymes, al hablar de su hermana Carolina, la única persona sorda en una familia de siete hermanos.

Carolina está oralizada, aprendió a hacer sonidos, lee los labios y está totalmente conectada con el mundo oyente.

“Desde muy chiquita, yo incorporé que hay gente distinta, personas con más dificultades y que hay que ayudarlas. A partir de esta experiencia, uno está más atento a lo que le pasa al otro y desarrolla más la paciencia”, cuenta Paula.

Y agrega: “Ahora mis hijos no le tienen miedo a ninguna discapacidad. Ellos van a escuelas que integran. En mi familia aprendimos que hay diferencias, pero se pueden sortear y se puede tener una relación muy linda con la persona”.

Un moderador en las reuniones

Carolina pensó que nunca iba a tener novio, pero cuando lo conoció a Maxi, se enamoró y se casó. Él también es sordo y juntos tuvieron tres hijas oyentes.

Para incluir a la pareja en las reuniones familiares, las hermanas cuentan que siempre se debe seleccionar a un moderador entre los participantes de la comida. Esa persona es la encargada de ordenar la conversación para que Caro y Maxi puedan seguir los labios y participar. Todos tuvieron que aprender a modular bien.

La discapacidad de Carolina no es un impedimento para compartir diferentes actividades con su hermana. “Nos reunimos todos los domingos, paseamos con los chicos, hacemos picnics, vamos a andar a caballo y nos encanta jugar a las cartas”, detalla Paula.

Cantar es una actividad que comparten mucho en familia. Paula cuenta que Caro solía tocar la pandereta para estar incluida en la reunión. La primera vez que la escuchó cantar el himno argentino fue muy emocionante.

“Caro fue sorteando las dificultades para comunicarse. Mis amigas cuando venían a casa modulaban más que yo”, relata Paula.

Las hermanas también cuentan divertidas la anécdota del día que Caro le dijo a un profesor de la secundaria que no le entendía lo que decía por su bigote. Al día siguiente el docente fue a dar clase afeitado.

Paula tuvo que aprender a contextualizar sus emociones porque Carolina es muy observadora. “Ella siempre se da cuenta cuando algo te pasa porque está muy atenta a los gestos”, dice.

Conexión Humana

Intento practicarlo constantemente aún cuando percibo que muy pocos lo hacen y me pregunto porque establecemos distancias al no expresar lo que sentimos…(no me vengan con la excusa del celular, de los medios sociales por internet, etc) Quizás es por vergüenza, miedos, suponer que el otro sabe que lo aprecio o simple dejadez en esa comunicación tan importante y hasta básica entre seres semejantes con necesidades de ternura, cariño, contacto, cercanías y mimos !!!

Abrazo de Luz !!! Thom 

……………………………………………..

16996170_10208670247862032_8595336141578406800_n

“Por lo tanto si usted quiere hacer la Conexión Humana en una relación amorosa (léase pareja, amigos, hijos, padres), le interesará leer lo siguiente:

* Dime con frecuencia que me amas con palabras, acciones y gestos. No supongas que ya lo sé. Puedo parecer turbado y hasta es posible que lo necesito, pero no me creas y hazlo de todos modos.
* Felicítame con frecuencia por los trabajos bien realizados y no me disminuyas cuando fracaso. No des por sentado todas las cosas que hago por ti. Tu aprecio y aliento contribuirán en forma positiva para que las repita.
* Hazme saber cuando te sientes decaído, solo o incomprendido. Me hará sentir mas fuerte que tengo el poder de reconfortarte. Los sentimientos no expresados pueden ser destructivos. Recuerda que aunque te amo todavía no puedo leer tu mente.
* Expresa tus pensamientos y sentimientos de alegría. Ellos ponen vitalidad en nuestra relación. Es maravilloso festejar los no cumpleaños o los días personales de San Valentin. Da regalos con amor sin ninguna razón y escuchate expresar tu felicidad.
* Cuando me respondes haciéndome sentir especial me compensaras por todos aquellos que durante el dia han pasado a mi lado sin verme.
* No me anules diciéndome que lo que yo veo o siento es insignificante o no es real. Si yo lo veo y lo siento es, para mi, una experiencia y por lo tanto es importante y real.
* Escúchame con la mente abierta y sin juzgarme. Ser oído, como ser visto, es vital. Si realmente me ves y oyes como soy ahora, eso constituye una afirmación constante de mi ser y nos ayudamos el uno al otro a cambiar.
* Tócame. Sujétame. Abrázame. Mi ser físico se siente revitalizado por la comunicación amorosa no verbal.
* Respeta mis silencios. En los momentos de quietud puedo encontrar, con frecuencia, las alternativas para mis problemas, creatividad y necesidades espirituales.
*Haz saber a los demás que tu me valorizas, la manifestación pública de nuestro amor me hace sentir orgulloso y especial. Es bueno compartir con otros la alegría de nuestra relación.”
Magnifico texto de Leo Buscaglia… y ahora, a practicar !!!!

 

Investigación impacta a científicos: La emoción humana forma físicamente la realidad Artículo publicado en CodigoOculto.com

emotions-physically-shape-reality

Tres diferentes estudios, realizados por diferentes equipos de científicos demostraron algo realmente extraordinario. Pero cuando una nueva investigación conectó estos 3 descubrimientos, algo impactante ocurrió, algo que se esconde a la vista. La emoción humana forma literalmente el mundo que nos rodea. No sólo nuestra percepción del mundo, sino la realidad misma.

Artículo publicado en CodigoOculto.com: Investigación impacta a científicos: La emoción humana forma físicamente la realidad

Los científicos concluyeron que «la emoción humana produce efectos que desafían las leyes convencionales de la física». En el segundo experimento similar pero no relacionado, diferentes grupos de científicos extrajeron leucocitos (glóbulos blancos) de donantes y los colocaron en cámaras para que pudieran medir los cambios eléctricos.

En este experimento, el donante fue colocado en una habitación y sometido a «estimulación emocional» consistente en videoclips, lo que generó diferentes emociones en el donante. El ADN se colocó en una habitación diferente en el mismo edificio. Tanto el donante como su ADN fueron monitoreados y como el donante exhibió picos o valles emocionales (medidos por respuestas eléctricas), el ADN exhibió respuestas idénticas al mismo tiempo.

No hubo tiempo de retraso, ni tiempo de transmisión. Los niveles altos y bajos de ADN coincidieron exactamente con los niveles altos y bajos del donante en el tiempo. Los científicos querían ver qué tan lejos podían separar el donante de su ADN y aún obtener este efecto. Detuvieron las pruebas después de separar el ADN y el donante a más de 50 millas y continuaron teniendo el mismo resultado; sin tiempo de retraso y sin tiempo de transmisión.

El ADN y el donante tuvieron las mismas respuestas idénticas en el tiempo. La conclusión fue que el donante y el ADN pueden comunicarse más allá del espacio y el tiempo. ¡El tercer experimento resultó bastante impactante! Los científicos observaron el efecto del ADN en nuestro mundo físico. Los fotones de luz, que conforman el mundo que nos rodea, fueron observados dentro del vacío. Sus localizaciones naturales eran completamente al azar. El ADN humano se insertó entonces en el vacío. Sorprendentemente, los fotones ya no actuaban de forma aleatoria. Siguieron con precisión la geometría del ADN.

Los científicos que estaban estudiando esto, describieron los fotones comportándose «sorprendentemente y contra-intuitivamente». Ellos continuaron diciendo: «¡Estamos obligados a aceptar la posibilidad de un nuevo campo de energía!» ¡Concluyeron que el ADN humano forma literalmente el comportamiento de los fotones de luz que conforman el mundo que nos rodea! Así que cuando se hizo una nueva investigación, y todas estas 3 afirmaciones científicas se conectaron entre sí, los científicos se sorprendieron.

Llegaron a una realización impresionante de que si nuestras emociones afectan a nuestro ADN y nuestro ADN forma el mundo que nos rodea, nuestras emociones físicamente podrían cambiar el mundo que nos rodea. Y no sólo eso, estamos conectados con nuestro ADN más allá del espacio y el tiempo. Creamos nuestra realidad eligiéndola con nuestros sentimientos. La ciencia ya ha demostrado algunos hechos interesantes sobre el universo en el que vivimos. Todo lo que tenemos que hacer es conectar los puntos. Fuente: bibliotecapleyades

Artículo publicado en CodigoOculto.com: Investigación impacta a científicos: La emoción humana forma físicamente la realidad https://codigooculto.com/2017/03/investigacion-impacta-a-cientificos-la-emocion-humana-forma-fisicamente-la-realidad/

Mantenerme en buen estado físico…

Encontré una interesante forma de mantener el estado físico y también, disciplinarme en dedicar tiempo a entrenar, tanto caminatas como en bicicleta!

Si les gusta, los invito a participar!!!

Abrazo de Luz !!! Thom

https://www.strava.com/activities/884204119/embed/82913aa507dd60c574675d3f3d828709141dd6f6